Previous month:
abril 2010
Next month:
junio 2010

mayo 2010

Un emprendedor es....

emprendedor1.jpgEs un hecho que la palabra emprendedor se tira de acá para allá todos los días. Yo mismo lo he hecho. Hace alrededor de un año empecé a trabajar con un grupo de emprendedores de verdad. Pero, la verdad es subjetiva. ¿Que considero un emprendedor de verdad?
Lo he pensado bastante y siempre me ha resultado difícil aterrizarlo. Esto hasta hace un par de semanas que tuve la oportunidad de acompañar a un amigo que me está enseñando mucho sobre el tema a presentar en un foro de emprendedores.
Me gustó mucho lo que dijo: Un emprendedor no es más que alguien que tiene el coraje de convertir sus sueños en realidad. Me parece tan directo, asertivo y acertado que me preguntó por qué son necesarios tantos libros sobre el tema. Claro, es necesario tener material específico de como lograr manejar empresas, entender finanzas, conseguir capital, etc. Pero esto en ningún momento es emprendimiento. Es administración, gerencia o como se le quiera llamar. Un emprenedor es aquel que hace sus sueños realidad. 

All men dream; but not equally. Those who dream by night in the dusty recesses of their minds Awake to find that it was vanity; But the dreamers of day are dangerous men. That they may act their dreams with open eyes to make it possible".
T.E. lawrence


Las Confesiones de San Agustín

confesions.jpgDebo empezar diciendo que lo que San Agustín ha dejado al mundo es bastante más que la historia de alguien que se "convirtió". Bastante más. Las Confesiones están escritas más en la forma de una conversación privada con Dios que una autobiografía. Los conceptos de humildad tratados no indican que el escrito haya sido concebido como autobiografía.
Es cierto que el libro trata la vida de Agustin desde su nacimiento en Africa hasta que se convierte en Obispo ya en la parte final de su vida. Sin embargo, las "entre líneas" del libro están saturadas de contenido filosófico que deben ser analizadas con mucho detalle.
En los primeros libros San Agustín se enfoca en relatos de su niñez y plantea varias dudas que siempre tuvo respecto a la naturaleza de Dios y los orígenes de su existencia:
  • Si Dios está en todas partes ¿está todo Dios en cada parte o hay una parte de Dios en cada parte?
  • Si no recuerdo haber estado en el vientre de mi madre, pero ahí estuve, ¿como puedo saber que no estuve en algún otro lugar antes?
Durante esta  parte inicial del libro también trata a fondo la idea de la inocencia y como lo hará durante el resto de la obra, la humildad.
Analiza muy detalladamente su año 16 de vida y su comportamiento fuera de control, recordando con bastante remordimiento el robo de unas peras. El remordimiento se debe más al hecho de robar "por qué si" que a cualquier otra cosa.
Agustín describe sus días como estudiante en Cartago, su descubrimiento de Hortencio de Cicerón y su inclinación hacia la filosofía. Es en este punto de su vida que se empieza a apegar a los Maniqueos.

Continuar leyendo "Las Confesiones de San Agustín" »